Archivo de la categoría: Miradas desde la fe

La humildad de Jesús: “Cristo caído recoge sus vestiduras” de José de Mora

Rubén Sánchez Guzmán
Antonio Fernández Paradas
Ldos. en Historia del Arte

Existe una variada iconografía de Cristo en los pasajes más significativos de su Pasión, la que recordamos muy vivamente durante la Cuaresma y especialmente en Semana Santa. Pero existen algunas imágenes muy poco difundidas y que nos ayudan a recordar otros momentos vividos por el Señor antes de su muerte, y que quizá por la novedad de no haberlas conocido hasta ahora nos refresquen la mirada contemplativa hacia los hechos que recordamos estos días. Es el caso de la obra que nos ocupa en este artículo, Cristo caído recoge sus vestiduras, una preciosa escultura, aunque desgraciadamente perdida, del artista granadino José de Mora (1642-1724).

Fig. 1

Fig. 1

El 11 del marzo de 1936 ardía la iglesia granadina del Salvador, privándonos de una de las más sugestivas interpretaciones de la pasión de Cristo, el Cristo Recogiendo sus Vestiduras o del Mayor Dolor (Fig.1), salido de las gubias de este genial imaginero hacia 1695. Desconocemos cuales fueron las circunstancias que rodearon la llegada de la imagen al convento granadino de San Pedro de Alcántara, lugar para el que ya había trabajado Mora con cuatro imágenes de santos de la orden seráfica: San Antonio, San Juan Capistrano, San Pascual Baylón y San Pedro de Alcántara. Quizá fuera una donación personal del artista a los padres alcantarinos, a los cuales le unía una vinculación especial, pues a la postre mandó enterrarse en él, o simplemente un encargo personal de los mismos. La imagen, de un acendrado realismo, mostraba a un Cristo que después del suplicio de la flagelación y flaqueándole las fuerzas cae al suelo, mientras que se arrastra buscando su túnica inconsútil.

¿Cuál es el origen de esta singular iconografía? Si bien existieron a comienzos del siglo XVII precedentes hispanos, el origen del modelo que seguirá José de Mora de Cristo que se arrastra por el suelo recogiendo sus vestiduras hay que buscarlo en Flandes. Es aquí donde el padre Diego Álvarez de Paz publicó unas meditaciones, donde quedó recogido este pasaje:

“Azotado crudelísimamente, oh dulcísimo Jesús, fuiste soltado de la columna y caíste en tierra a causa de la debilidad. Pues habías quedado tan machacado y exhausto de la multitud de azotes y del derramamiento de sangre que no podías tenerte en pie. Te contemplan en este paso las almas piadosas arrastrándote por el pavimento, barriendo con el cuerpo tu propia sangre y a punto de recoger las vestiduras esparcidas acá y alla.” (Opera Omnia. Lyon, 1623).

No obstante por lo recomendable del mismo pasaje dentro de la práctica jesuita de la “composición de lugar” ideada por San Ignacio de Loyola en sus Ejercicios Espirituales, ya había aparecido con anterioridad (1605) de mano del también jesuita Luis de la Puente en sus “Meditaciones de los misterios de nuestra santa fe”, convirtiéndose tanto Diego Álvarez, como Luis de la Puente, en un eslabón más en la exégesis de una narración que hundía sus raíces en la literatura franciscana tardo medieval, y que llegaría hasta los escritos de la Concepcionista sor Maria Jesús de Ágreda.

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Arte sacro, Miradas desde la fe

¡Ah, si rompieses los cielos y descendieses! (Is 64, 1)

El icono que se ofrece a nuestros ojos (escuela de Novgorod, siglo XVI)  reproduce el momento en el que Dios decide recrear la humanidad entera. El icono es un tipo de imagen peculiar porque presenta una evolución distinta a la que se desarrolla en el arte occidental. Siguiendo la tradición oriental, el icono filtra severamente toda emotividad debido a su apego casi violento a la tradición dogmática. Según Spidlik, “en él convergen Palabra e Imagen”, el iconógrafo se dirige a la sensibilidad del ojo y del oído a la vez de manera que, tras unos minutos de contemplación, la imagen y el fiel frente a ella inician un diálogo que transforma la mirada en oración.

Icono de la Natividad, escuela de Novgorod, siglo XVI

Icono de la Natividad, escuela de Novgorod, siglo XVI

La contemplación comienza en la figura situada en el extremo inferior derecho que representa al profeta Isaías. Isaías anuncia con insistencia la venida de Cristo Redentor por eso sus vestidos emparentan con los de San Juan Bautista, el precursor, la voz que grita en el desierto que el Reino de Dios está cerca. Si el libro del Eclesiastés exclama con pesimismo: “Dios está en el cielo y nosotros, los hombres, en la tierra”[1], Isaías grita con toda la impaciencia insoportable del alma judía: “¡Oh, si rasgases los cielos y bajases a la tierra!”.  Ante esta plegaria, Dios, que ve la aflicción de su pueblo y conoce sus sufrimientos[2], responde: “El Espíritu Santo vendrá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra”[3].

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Arte sacro, Ensayos, Miradas desde la fe

Verdad, Belleza y Navidad

El mundo en el que vivimos, corre el riesgo de cambiar su rostro a causa de la acción no siempre sabia del hombre, quien en lugar de cultivar su belleza, explota sin conciencia los recursos del planeta a favor de unos pocos y con frecuencia desfigura las maravillas naturales. ¿Qué es lo que puede volver a dar entusiasmo y confianza, qué puede animar al alma humana a encontrar el camino, a levantar la mirada hacia el horizonte, a soñar una vida digna de su vocación? ¿No es acaso la belleza?” Esta es una de las reflexiones lanzadas por el papa Benedicto XVI durante su encuentro con los artistas en el Vaticano el pasado 21 de Noviembre, y que en estas fechas bien podemos aplicar a  la Navidad que estamos a punto de celebrar.

Belen de San Miguel -J. L. Mayo

Belén de San Miguel -J. L. Mayo

  Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Arte sacro, Miradas desde la fe, Uncategorized

La Capilla del Santísimo de la Catedral de la Almudena. El color de lo sagrado

En esta nueva entrada descubrimos las claves para comprender en profundidad el sentido de los mosaicos de la Capilla del Santísimo de la Catedral de Santa María la Real de la Almudena. El conjunto es obra del artista Marco Rupnik, sacerdote jesuita y director del Centro Aletti, lugar de encuentro y diálogo artístico entre la tradición cristiana oriental y occidental.

La capilla permanece abierta de lunes a domingo de 10.00 a 19.30.

Haz click en la imagen para leer el artículo completo

Discípulos de Emaús

Deja un comentario

Archivado bajo Arte sacro, Miradas desde la fe

El artista cristiano como diácono al servicio de la Iglesia. Kiko Argüello

Reproducimos en esta entrada el artículo elaborado por Desiderio Parrilla publicado en http://www.camineo.info y titulado “La Nueva Estética y sus enemigos”.

En él descubriremos la vocación del artista cristiano a través de la experiencia Kiko Argüello. Cuestiones como el relativismo moral en el arte, el artista cristiano como diácono -servidor- y la necesidad de un arte sacro que salga al encuentro del hombre sin fe son tratadas
con audacia abriendo un interesante y necesario debate.

Haz clik en la imagen para acceder al artículo

3 comentarios

Archivado bajo Actualidad, Arte sacro, Miradas desde la fe

El Greco desde la fe. La expulsión de los mercaderes del Templo

Esta obra se puede visitar de manera gratuita en la pequeña iglesia madrileña de San Ginés (todos los sábados de 11 a 12) y es una de las cuatro versiones que el gran pintor de Creta dedicó a este tema.

El pintor de Creta presenta el pasaje del Evangelio en el que Cristo expulsa a los mercaderes del templo de Jerusalén (Jn 2, 13-22). Sin embargo, el artista, no se contenta con ilustrar lo que la escritura narra sino que, apoyado en el Magisterio de la Iglesia, realiza una reflexión catequética sobre el acontecimiento y lo actualiza.

Purificación del Templo Jn 2,13-22

En profundidad, más allá de los pinceles

El Greco situa la escena en el templo de Jerusalén, pero cabría preguntarse qué hacían aquellos mercaderes en un lugar sagrado como ese. Ciertamente su presencia era común en tiempos de Cristo pues era costumbre pagar un rescate a Dios por los hijos nacidos. Este rescate era pagado de diversas maneras dependiendo de la capacidad de cada familia pero siempre simbolizaba lo mismo. En el evangelio podemos ver como la Virgen María y San José cumplen devotamente con la tradición ofreciendo a Yahvé dos pichones por su hijo recién nacido (Lc 2, 22-24). Los esposos reconocen, de esta manera, que todo lo que poseen procede de Dios, incluso los hijos. Esta y otras prácticas justifican la presencia de estos comerciantes, sin embargo,  lo que Cristo denuncia,  es la situación a la que se había llegado pues, relajando las costumbres, habían convertido el templo en un mercado.

Sigue leyendo

2 comentarios

Archivado bajo Arte sacro, Ensayos, Miradas desde la fe