Curso de formación “Del arte y lo sagrado” 2016

Un año más, Nártex ofrece un fin de semana de formación para los voluntarios que durante el verano van a hacer hablar a las piedras en distintas ciudades europeas y también para todos aquellos que estén interesados en el arte y lo sagrado. El curso tendrá lugar del sábado 25 al domingo 26 de junio en el Centro Mariápolis Luminosa, en Las Rozas (Madrid). Toda la información sobre el programa, precio, descuento para socios e inscripción puedes consultarla aquí.

El objetivo del curso es proporcionar las herramientas necesarias para situarse delante de una obra de arte sacro o ubicarse en un espacio religioso y generar estrategias para transmitir al espectador su sentido profundo. La formación consta de sesiones teóricas y prácticas: talleres, una sesión de arte y oración y una visita guiada. El curso incluye alojamiento y manutención, pero también existe la posibilidad de realizarlo como participante externo.

Sesión de un curso de formación Nártex

Deja un comentario

Archivado bajo Arte sacro, cursos, proyectos de verano, Visitas guiadas, voluntarios

Por San Isidro, visitamos la Capilla del Obispo

Con motivo de la reciente festividad de San Isidro, os invitamos a visitar desde nuestro blog la Capilla del Obispo. Esta obra de arte del gótico tardío ha pasado por muchas manos, desde sus propietarios originarios, la familia Vargas, a la casa de Alba, terminando en manos de la Archidiócesis de Madrid, a quien fue cedida por los anteriormente nombrados.

En 1924, la Capilla del Obispo dejó de tener un culto regular. Aún así, se celebraron varios actos de suma relevancia, uno de ellos el 13 de junio de 1930 por don José María Escrivá de Balaguer, fundador del Opus Dei. Nos relata don Álvaro del Portillo que ese día presenció «cómo un joven abogado hablaba de religión a unos cientos de obreros. Cayó muy bien, tuve gran alegría». Nos comenta también que le había oído relatar lo mismo en innumerables ocasiones: «estaba muy emocionado y para vencer dicha emoción se agarró fuertemente con las manos a la reja de la barandilla y con esta posición predicó con todo su ardor a muchos obreros».

La Capilla, también llamada Santa María y San Juan de Letrán, empezó su construcción en el  siglo XV. Posee un gran valor histórico–religioso, pues esta construcción albergó el cuerpo de San Isidro.

puerta

La entrada se realiza por la puerta de Robles, en la que se encuentran talladas diversas imágenes bíblicas: Isaac cargado de leña para el sacrificio de su hijo, Cristo cargando la Cruz camino del calvario, la Anunciación, y el escudo del Obispo compuesto por el de los Vargas y los Carvajales, junto a las cabezas de San Juan y San Pablo.

Accedemos así al claustro que fuera utilizado con anterioridad para realizar procesiones. Desde este patio abierto se tiene acceso a la Iglesia de San Andrés, a la capilla y a la Sacristía.

La puerta de la Capilla, construida por Giralte, posee en su ornamentación igualmente diversas escenas como la expulsión de Adán y Eva del paraíso, o Judit blandiendo la espada. Igualmente aparecen San Juan Bautista y San Juan Evangelista, además del Blasón del obispo.

Una vez dentro de la capilla sobresalen el retablo, los cenotafios y los altares pequeños.

El retablo mayor es de un escultor palentino, discípulo de Berruguete, y se conserva en buen estado, aunque hace unos años se volvió a restaurar, siendo su estado actual excelente. Es dorado, con oro fino y bruñido, según la técnica del estofado con temple de huevo, con el fin de imitar brocado y adornos de telas ricas.fotos-madrid-capilla-obispo-024

Está dividido en tres calles, 3 pisos o cuerpos, a su vez coronados por el ático y presentando en la parte baja los típicos sotobanco y banco.

En el primer cuerpo, podemos ver  de izquierda a derecha:

La Epifania

La Piedad

La Anunciación

Esculturas de apóstoles

En el segundo cuerpo, de izquierda a derecha se puede apreciar;

La Presentación

La Flagelación

Santo Fntierro

Esculturas de apóstoles

En el tercer cuerpo, se contemplamos:

Jesús camino del calvario

Nacimiento y crucifixión

Varios apóstoles y santos

            Escenas que, aunque basadas en la historia bíblica, carecen, como vemos de orden cronológico.

En el ático, se encuentra el busto del Padre Eterno rodeado de las alegorías:

Fe

Esperanza

Prudencia

Fortaleza

El Padre Eterno aparece con los ojos cerrados como no queriendo ver el mundo y sus tragedias diarias…

A ambos lados del retablo podemos observar los cenotafios de Don Francisco Vargas y Doña Inés de Carvajal, que son menores que la de su hijo el Obispo;  realizadas de alabastro de Cogolludo.cenotafio_obispo_Gutierre_Vargas Capilla_Obispo

Se les representa en actitud orante y mirando al altar mayor. A diferencia de sus padres, el Obispo, está respaldado por el capellán mayor y otras dos personas que sujetan cirio y mitra respectivamente.Imagen081

En el Sotocoro, se pueden ver dos altares con las  mismas dimensiones; uno dedicado a San Francisco representando en su éxtasis y el otro a la Virgen de los Desamparados.

El arco del coro fue  restaurado en 1895, momento en el que también se eliminó una cornisa interior, por temor al desprendimiento.

En la última restauración, para subsanar unos problemas de humedad que iban afectar al cenotafio del Obispo y al retablo mayor, hubo de levantarse el suelo de  la capilla, encontrándose unas ruinas de una capilla anterior, un cementerio y la única tumba antropomorfa hasta ahora reconocida en la Comunidad de Madrid.

Esta capilla en su actualidad es llevada por las Hermanitas del Cordero de Madrid y es, sin duda, una visita imprescindible dentro del Patrimonio Religioso de la ciudad.

Andres Iraizoz García

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, Arte sacro, Recomendaciones

La Pasión en la calle Sacramento

              En plena Semana Santa hemos querido dedicar una entrada en nuestro blog a recorrer con vosotros una pequeña parte del arte más representativo correspondiente a este tiempo litúrgico que estamos a punto de comenzar en la ciudad de Madrid.

            Lo primero que haremos será un poco de historia de la ciudad para situarnos mejor. Después de la ocupación árabe, el pequeño poblado visigodo fue ensanchado, extendiéndose por los cerros que flanqueaban el cauce del arroyo. Madrid pasó de ciudad abierta a plaza fronteriza a mediados del S. IX, iniciándose su fortificación con la construcción de la pequeña muralla que cerraba el emplazamiento musulmán.

            Centraremos ahora poco a poco el foco hacia la zona en que efectuaremos nuestro recorrido. En los primeros tiempos del reinado de Felipe II la calle Segovia terminaba a la altura de la plazuela de la Cruz Verde. Para su crecimiento fue necesario la expropiación de una serie de huertas, unas de ellas en propiedad de la familia de Diego de Vargas (1569), familia que más adelante construiría su casa en la calle Sacramento, en la que trabajó San Isidro, como sirviente y que aún se conserva, dando una de sus fachadas a la plazuela del Cordón.

            Por fin, adentrándonos en la calle Sacramento, en el segundo tramo podremos avistar las cúpulas de la Basílica Pontificia de San Miguel y la Iglesia Catedral de las Fuerzas Armadas de España; llegando así hasta las dos iglesias en las que centraremos este nuestro recorrido visual e histórico-artístico por estas imágenes tan representativas de la Semana Santa Madrileña.

            Comenzaremos pues nuestro itinerario en la Basílica Pontificia de San Miguel, una creación del mejor barroco italiano del s. XVIII, edificada por impulso de la Reina Isabel de Farnesio cuando su hijo  D. Luis Antonio de Borbón era Arzobispo de Toledo, lo que incluía Madrid.

Basílica Pontificia de San Miguel

            La propuesta innovadora y llena de sorpresas de sus arquitectos italianos, contrasta con la arquitectura más habitual de nuestro barroco madrileño, mucho más sobrio y más previsible, y que había concentrado la decoración de sus fachadas, antes de la reacción clásica, en las elaboradas portadas.

            La actual basílica, Monumento Nacional por Real Decreto 28 de noviembre de 1984, se eleva sobre el solar de la antigua parroquia de los santos Justo y Pastor, cuya fundación se sitúa en fechas que podemos considerar muy remotas. La parroquia figura entre las diez collaciones que cita el Fuero que otorgó a Madrid el Rey Alfonso VIII, nieto de quien conquistó la población a los musulmanes, Alfonso VI. El fuero se fue concretando entre 1158-1202 y se refiere a esta parroquia en cuarto lugar, como Santo Justo, después de las de Santa María, San Andrés y San Pedro. En cuanto a la de San Miguel, que daría su nombre a San Justo pasando los siglos, figura en el fuero de 1202 como Santo Michaele, a diferencia de otra iglesia también dedicada a San Miguel que se denomina de Sagra.
De la iglesia de San Justo sabemos documentalmente que fue objeto de reformas y mejoras en su decoración en el s. XVI, manteniendo el protagonismo que le correspondía como parroquia del Madrid más antiguo. Así lo testimonian sus libros parroquiales.

       Como parte de su historia, antes de proseguir con nuestro tema hay que señalar, como paréntesis a modo de curiosidad, que en esta parroquia fueron enterrados el padre de Quevedo, así como sus abuelos matemos y un hermano y que en los libros parroquiales se encuentran las partidas de defunción de Alonso de Ercilla, de el padre de Miguel de Cervantes, Rodrigo, Francisco López de Zárate, de miembros de la familia López de Hoyos, Jerónimo y Francisco de la Quintana o el doctor Godínez. 

        En 1738 se derribó la vieja iglesia, perdiéndose sin duda un edificio de gran interés histórico. La nueva iglesia es consecuencia de la sensibilidad más avanzada en su momento, que anuncia un cambio respecto a la contención y la disciplina del lenguaje clásico. Pasó a llamarse de San Miguel, Santos Justo y Pastor cuando, como se ha dicho, se fusionó con la parroquia la que estaba dedicada a San Miguel y ocupaba el solar del actual mercado de ese nombre. Su incendio en 1790 y su saqueo durante la invasión francesa obligaron a ese traslado.

        De esta iglesia de San Miguel se trasladaron a San Justo, junto con la feligresía, algunas de las obras de arte que contuvo, como la figura del Arcángel o el tabernáculo de bronce y piedras semipreciosas regalado por el cardenal Zapata y realizado en Roma. También costumbres como la procesión con la imagen de San Miguel que se guardaba en el oratorio de las Casas Consistoriales el día de su fiesta, que se mantuvo hasta 1834, ya en San Justo. En 1643 el Ayuntamiento había hecho voto solemne de acudir a esa fiesta.

        Más tarde, por haberse derribado en 1885 la iglesia y Hospital de los Italianos en la carrera de San Jerónimo, antigua institución que desde el S.XVI pertenecía a la colonia italiana de Madrid, se cedió como compensación el templo a la Nunciatura Apostólica en 1892. El templo, ya de la Nunciatura, fue regido por los PP. Redentoristas y quedando de esta forma bajo la advocación de San Miguel. En 1930, el Nuncio Monseñor Tedeschini concedió a la iglesia el título de Basílica Menor. En Noviembre de 1959 fue encomendada al Opus Dei, siendo Nuncio Apostólico Monseñor Hildebrando Antoniutti.

            En el interior habría que destacar la Capilla del Santísimo Cristo de la Fe y el Perdón y de Santa María Inmaculada Madre de la Iglesia, también conocida como la Capilla de los Estudiantes, por ser las imágenes titulares de esta Hermandad, aunque solo sea propietaria de esta última, ya que el Cristo pertenece a la Santa Sede. El retablo, es de estilo neoclásico flanqueado dos columnas que sirven de marco a las dos figuras.

            El Cristo crucificado es una talla del S.XVIII realizada por Luis Salvador de Carmona, sobre la cual, entre ángeles, aparece el escudo de la cofradía, y en el ático que remata el retablo un bajorrelieve en el que se representa la Encarnación del Señor enmarcado entre dos ángeles en posición orante. A sus pies, la imagen su madre la Virgen, fue realizada entre 1995-96 por el escultor sevillano Juan Manuel Miñarro López, siendo por tanto una obra representativa de la imaginería contemplaránea.

            Muy significativa resulta también la Capilla de Reliquias. De pequeñas dimensiones, está situada en el presbiterio y fue inaugurada en Noviembre de 1983. En ella se veneran algunas reliquias de santos. El retablo, igualmente de estilo neoclásico, datado en el S.XVIII, posee una hornacina donde se acoge un relicario de plata del 1827 en el cual se guarda una pieza interesante, y quizá desconocida por muchos, un fragmento del  Lignum Crucis, es decri, de la Cruz de Cristo.

            Salimos de San Miguel y nos acercamos ahora a la Iglesia Catedral de las Fuerzas Armadas de España, pues en ella encontramos también piezas muy significativas relacionadas con la Semana Santa de nuestra ciudad. La antigua Iglesia del Sacramento, a la que daban uso como Iglesia el convento de las Bernardas, fue adquirida por el Ministerio de Defensa, para sede del Arzobispo Castrense y de jurisdicción de la misma. Es declarada Monumento Artístico Nacional el 29 Noviembre de 1982 y es bendecida por el arzobispo Castrense de España, Exco. Y Rvdmo. Sr. Jose Manuel Estepa Llaurens, con la asistencia de SS.MM los Reyes de España, de la Conferencia Episcopal Española y altos cargos militares en Junio 1985.

            Comenzaremos por el Cristo Titular de la Congregación del Santísimo Cristo de la Fe, Cristo de los Alabarderos y María Santísima Inmaculada Reina de los Ángeles. Esta preciosa imagen hace su estación de penitencia la tarde del Viernes Santo, una vez ha sido trasladada el Miércoles Santo desde su iglesia hasta el Palacio Real de Madrid, desde donde sale por la puerta del Príncipe, con su Mayordomo Capataz, a parte de Damas de Mantilla y Nazarenos. Se trata de la  procesión más moderna de la Semana Santa Madrileña, ya que inició su salida en el 2003, recuperando la tradición perdida que se remonta al S.XVII. Se realiza sobre un trono de más de una tonelada de peso, que es portado por 44 costaleros que soportan 50 Kg cada uno, durante un trayecto que dura 4 horas.

    El Santísimo Cristo de la Fe, es una imagen realizada en madera de cedro brasileño en 2008 por el imaginero Felipe Torres Villarejo, sustituyendo de esta forma la anterior, realizada por Martínez Horche, con inspiración de las primeras tallas que tuvo la congregación. Siguiendo el modelo barroco característico de la escuela andaluza, representa a Cristo aún con vida, con los ojos abiertos y la cabeza ladeada. Lleva un paño de pureza tallado, aunque permanece oculto tras la tradicional faldilla de terciopelo.

            En esta iglesia habría que destacar también  uno de los retablos laterales, el de La Piedad. En madera dorada, está compuesto por una hornacina de medio punto que alberga la escultura de la Virgen María que sostiene en sus brazos a su Hijo muerto. Una hermosa imagen que se atribuye al taller del vallisoletano Luis Salvador de Carmona (1708-1767).

            En este recorrido interior, no podemos pasar por alto el retablo del Cristo Crucificado. De estilo neoclásico, realizado en madera dorada, está compuesto por banco, un cuerpo delimitado por columnas y pilastras y rematado con un ático donde puede verse blasón episcopal castrense flanqueado por unos angelitos que portan signos de la Pasión de Cristo; corona y clavos. Su ejecución data de 1611 y es atribuida al sevillano Francisco Do Campo.

            Acercándonos por último al retablo mayor del presbiterio, neoclásico y de finales del S. XVIII, donde puede contemplarse una magnifica pintura que representa a S. Benito y S. Bernardo adorando el Santísimo Sacramento que aparece en Gloria rodeado de ángeles, angelitos y querubines, nos detendremos en esta ocasión uno de los dos tapices que se encuentran en la pared del presbiterio, pues los temas van muy acordes con nuestro recorrido. Se trata de La conversión del centurión Longinos ante Cristo crucificado, cuya pareja es  El Bautismo por San Pedro del Centurión Cornelio. El hecho de representar la conversión a la fe cristiana de estos dos oficiales romanos, nos recuerda la actual función del templo como sede episcopal castrense.

            Aquí ponemos punto final a este pequeño recorrido. Sea esta, como decíamos al comienzo, una sencilla invitación que os anime a contemplar con detenimiento, a través de la belleza del arte, la peculiar belleza de la Pasión de Cristo, que no es otra sino la de la entrega hasta el último aliento y gota de sangre de todo un Dios por la salvación de los hombres.

Andrés Iraizoz García

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, Arte sacro

Balance positivo del nuevo seminario Nártex en la URJC

La pasada semana concluía el seminario titulado Belleza tan antigua y tan nueva: Lo Sagrado en la Estética del Arte Contemporáneo organizado por Nártex en la Universidad Rey Juan Carlos en colaboración con la Pastoral Universitaria de la Diócesis de Getafe, y que ha sido impartido por primera vez. El curso ofrecía un recorrido por el arte desde Friedrich, Turner, Constable, los paisajistas americanos de la Escuela del río Hudson, pasando después por el Impresionismo, Van Gogh, Gauguin, el arte de los prerrafaelitas ingleses y los simbolistas franceses, así como por el Expresionismo y el arte de Vanguardia con Kandinsky y el camino hacia la abstracción, para finalizar con una reflexión en torno al arte actual. Una panorámica que ha pretendido mostrar la entidad sagrada de los temas expresados mediante el lenguaje artístico en todas sus dimensiones, tanto explícitas, con temática religiosa, como implícitas mediante otro tipo de temas —literarios, naturalistas, fantásticos— y formas, con la finalidad de abrir a los alumnos una vía de acercamiento al arte que les permita contemplarlo con una perspectiva que no se quede en la pura superficie y el análisis meramente formal, así como con la intención de alimentar en ellos la inquietud por cultivar un espíritu crítico respecto a la expresión artística y sus diversas manifestaciones.

Sesión del seminario «Belleza tan antigua y tan nueva: Lo Sagrado en la Estética del Arte Contemporáneo» impartido por Nártex en la Universidad Rey Juan Carlos

            Los alumnos han atendido a la teoría, pero también han participado exponiendo ellos mismos los artistas y temas de su interés, compartiendo sus puntos de vista con los compañeros en abierto diálogo y realizando sus aportaciones personales dentro de esta parte práctica de la clase.

            En definitiva, ha sido un curso con un balance positivo; así lo han declarado los alumnos en sus valoraciones al respecto. Recomendarían el curso por diversos motivos: por haberse «impartido conocimientos muy útiles para nuestro campo formativo» y «ser importante para nuestra carrera», por servir para «aprender más sobre el arte y a cómo analizar las obras cuando se va a un museo», por haberse «realizado un recorrido bastante amplio por el arte del siglo XX de forma clara y precisa», y «ampliar nuestros conocimientos sobre Historia del Arte», por «el punto de vista desde el que estudia el arte contemporáneo», o por aportar «material muy bueno con el que he descubierto artistas y obras que no conocía», por ser «interesante, completo, original, y porque se aprende mucho», o por «ser entretenido, ameno y aportar puntos de vista diferentes sobre el arte».

            A todos los que lo han hecho posible, y especialmente a los alumnos, ¡gracias! Esperamos poder volver a repetir la experiencia.

Deja un comentario

Archivado bajo Arte contemporáneo, cursos, Noticias

Asamblea General de Ars et Fides en Madrid

https://federationarsetfides.files.wordpress.com/2013/04/2013logo.jpg?w=319&h=319Madrid acogerá del 15 al 18 de abril la próxima Asamblea General de Ars et Fides, federación europea a la que pertenece Nártex. Para ello hemos preparado el siguiente programa:

Viernes 15 de abril

  • Desde las 14 horas en adelante: bienvenida a los participantes en el alojamiento (Casa de Espiritualidad Santa Rafaela María: Paseo Gral. Martínez Campos, 12 – 28010 Madrid).
  • 16:30: Visita “Iglesias singulares de Madrid”.
  • 20:00: Cena (en el alojamiento).

Sábado 16 de abril

  • 10:00 – 12:00: Visita “El primer Madrid cristiano”. Centro y orígenes cristianos.
  • 13:00: Comida en el alojamiento.
  • 14.30 – 17.30: Asamblea general y talleres.
  • 18:30: Sesión de arte y oración: Iglesia de San Plácido.
  • 20:00: Cena festiva (restaurante).

Domingo 17 de abril

  • 10:00: Conferencia (en San Ginés): “Espacios sagrados: el significado del símbolo”, por Mª Sol García Morales, arquitecta y profesora.
  • 12:00: Misa en la Iglesia de San Ginés.
  • 13:00: Comida.
  • 16:30 – 19:00: Visita: “Tras los pasos de Cristo en el Museo del Prado”.
  • Noche: Cena (en el alojamiento).

Lunes 18 de abril

 

Si estás interesado en participar en alguna de las actividades, escríbenos a info@nartex.com. ¡Será un placer contar contigo!

Deja un comentario

Archivado bajo Ars et Fides, Arte sacro, Noticias

Abierto el plazo de inscripción para nuestros Proyectos de Verano 2016

Ya está abierto, hasta el 28 de marzo, el plazo de inscripción para participar en un Proyecto Nártex durante el verano de 2016. En este dosier informativo encontrarás toda la información sobre nuestros proyectos.

Proyectos de verano 2016

La selección de voluntarios se hace en función de los siguientes criterios:

     Formación cristiana.

     Conocimiento del idioma del país de destino.

     Formación académica en relación al proyecto.

–     Compromiso previo mostrado con la asociación.

Para inscribirte, solamente tienes que rellenar esta ficha. De entre todas las solicitudes recibidas se hará una primera selección atendiendo a los criterios indicados, por ello es especialmente importante que la rellenes lo mejor posible.

¡Anímate y anima a otros a participar en esta experiencia inolvidable!

Deja un comentario

Archivado bajo proyectos de verano, voluntarios

Visitas a belenes: itinerarios para todos los gustos

Belén San GinésHace poco, el papa Francisco nos hablaba del “asombro de la Navidad”, de la necesidad de “detenernos en los ‘lugares’ del asombro” para celebrar bien este tiempo. En Nártex también buscamos ese asombro, y para preparar un acontecimiento ante el cual no debemos dejar de asombrarnos, hemos preparado hasta 4 itinerarios diferentes en nuestras tradicionales visitas a belenes de Madrid.

Itinerario 1 – Los Clásicos
Nuestro Itinerario más clásico, el que no te puedes perder sobre todo si vienes en familia. Sencillo recorrido a pie donde visitaremos los belenes más relevantes del corazón de Madrid. Acompañado de una dinámica infantil basada en el relato evangélico, con disfraces y una sorpresa final. Los niños serán los que más disfruten.

Itinerario 2 – Italia y España: una tradición hermanada
Un poco más alejado del centro, este año no queremos perdernos el maravilloso belén Napolitano que guarda el Museo de Artes Decorativas y la estupenda exposición de belenes que durante estas fechas acoge esta institución. Además visitaremos el belén barroco de figuras vestideras y tamaño monumental de la Iglesia de Jesús de Medinaceli, disfrutando así del origen y la evolución de esta tradición que traída desde Nápoles por el mismísimo Carlos III arraigó con tanta fuerza en España.

Itinerario 3 – Pequeñas joyas
Una joya diminuta alberga la Parroquia de San Andrés de Madrid: un pequeño marfil digno de contemplar, así como las exquisitas figuras que expone el Museo de los Orígenes del siglo XIX del escultor catalán Doménec Talarn i Ribot, policromado por Mariano Fortuny. Llevados de la mano de nuestro patrón San Isidro terminaremos este recorrido en la Real Colegiata que lleva su nombre para contemplar otra pequeña joya, esta vez, napolitana.

Itinerario 4 – Belenes y vida monástica
Muy conocida es la devoción de los conventos de religiosas por recrear escenas de la Natividad de Cristo en estas fechas; nos acercamos con este itinerario a cuatro de nuestros más entrañables y céntricos monasterios que en estos días exponen distintas y preciosas joyas.

 

Deja un comentario

Archivado bajo Arte sacro, Visitas guiadas